Durante el embarazo, la atención a la salud bucal no solo es esencial para la madre, sino que también influye en el bienestar del bebé. Por ello, en este artículo exploramos la salud bucal en el embarazo y te damos algunos consejos prácticos para asegurar sonrisas saludables tanto para mamás como para sus pequeños. 

¡Sigue leyendo! 

Salud bucal en el embarazo 

Cambios hormonales 

Durante el embarazo, las mujeres experimentan cambios hormonales que pueden influir en su salud bucal. El aumento de hormonas como el estrógeno y la progesterona puede aumentar la susceptibilidad a problemas dentales como la gingivitis, que se manifiesta como encías inflamadas y sangrado. 

Además, las náuseas matutinas y los antojos pueden afectar los hábitos alimenticios y de cuidado bucal. Es esencial que las mujeres embarazadas sean conscientes de estos cambios para abordar cualquier problema bucal de manera proactiva. 

Consejos de cuidado bucal

Durante el embarazo, mantener una buena higiene bucal es crucial para prevenir problemas dentales asociados con cambios hormonales. Cepillarse los dientes dos veces al día con pasta dental con flúor, usar hilo dental y enjuagarse con un enjuague bucal sin alcohol son prácticas esenciales.

Además, las mujeres embarazadas deben informar a su dentista sobre su estado para adaptar cualquier tratamiento necesario y recibir orientación específica sobre el cuidado bucal durante esta etapa crucial. 

La conexión entre la salud bucal de la madre y el bebé

Existe una conexión directa entre la salud bucal de la madre y el bienestar del bebé durante el embarazo. Problemas como la gingivitis no tratada pueden aumentar el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer. Además, las bacterias asociadas con la enfermedad periodontal pueden ingresar al torrente sanguíneo y afectar al feto. 

Mantener una buena salud bucal no solo beneficia a la madre, sino que también contribuye al desarrollo saludable del bebé. 

Mitos comunes 

En torno a la salud bucal y el embarazo, existen varios mitos comunes que pueden generar preocupaciones innecesarias. Algunos creen erróneamente que los embarazos debilitan los dientes, cuando, de hecho, los cambios hormonales pueden aumentar la susceptibilidad a ciertos problemas. Otro mito es que los tratamientos dentales están completamente prohibidos durante el embarazo, cuando la mayoría de los procedimientos son seguros con precauciones adicionales.

Desmitificar estas creencias ayuda a las mujeres embarazadas a tomar decisiones informadas sobre su salud bucal y la de su bebé. 


Como ves, la salud bucal en el embarazo es algo fundamental para tu bienestar general y el de tu bebé. En Clínica Dental Sánchez Arranz comprendemos las necesidades únicas de las futuras madres y ofrecemos atención personalizada. ¿Necesitas una revisión? ¡Pide tu cita!